Carta Abierta a Agrosavia- Sistema Nacional de Semillas.

AGROSAVIA

Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria

Departamento de Semillas

Equipo Estudio retrospectivo y prospectivo  

Mosquera – Bogotá

 En días recientes algunos integrantes de la Red Semillas Libres de Colombia (RSL) y de redes y organizaciones aliadas han sido convocados por AGROSAVIA para que sean partícipes de entrevistas y encuestas en el marco del proyecto Gestión, divulgación y consolidación del Plan Nacional de Semillas, con el propósito de implementar una estrategia que promueva el reconocimiento y fortalecimiento del Sistema Nacional de Semillas (SNS) en Colombia.

Como organización social que reúne redes, organizaciones, custodios/as y guardianes cuidadores/as de las semillas criollas y nativas a lo largo del país, queremos dar respuesta a dicha invitación. Iniciamos esta comunicación declarando que la RSL se funda en el principio de protección y defensa de la vida y de las semillas cuidadas por agricultoras/es, indígenas, campesinas/os y afrodescendientes en Colombia.

Nuestro compromiso con las semillas de la agricultura tradicional, familiar y comunitaria ha sido permanente, y por ello consideramos necesario que nuestra voz sea tenida en cuenta durante el proceso de construcción de un Sistema Nacional de Semillas.

Sin embargo, la invitación a entrevistas y encuestas dirigidas de manera puntual a algunos integrantes de la RSL para hacer parte de la iniciativa promovida por AGROSAVIA, no responde a los mecanismos de participación que como Red consideramos válidos en un proceso participativo, incluyente y democrático. Además, creemos que, si de construir un Sistema Nacional de Semillas se trata, es indispensable:

  • Reconocer las semillas criollas y nativas, y sus formas de innovación tradicionales como bienes comunes de los pueblos y de las comunidades locales.
  • Reconocer a agricultores/as tradicionales, campesino/as, indígenas y afrodescendientes como portadores de saberes técnicos ancestrales en el cuidado y producción de semillas criollas y nativas de calidad, así como sus aportes en la investigación, la innovación local y la conservación de la biodiversidad.
  • Incorporar en la legislación vigente garantías reales de protección y fomento de los sistemas de semillas tradicionales autónomos de las comunidades, valorando y protegiendo las semillas criollas y nativas.
  • Reconocer que la “convivencia” —en condiciones desventajosas— de las semillas criollas y nativas con las semillas certificadas y transgénicas, puede afectar la pervivencia de las primeras y la soberanía alimentaria de las comunidades.
  • Promover y apoyar las estrategias y acciones generadas de manera autónoma y autodeterminada por agricultores/es, organizaciones, custodios/as y guardianes en cuanto al uso, manejo, innovación, producción, intercambio y comercialización de semillas tradicionales, reconociendo a las comunidades locales su derecho a controlar dichas semillas.
  • Reconocer que en los procesos de conservación, mejoramiento y protección de la agrobiodiversidad, la construcción participativa es un proceso en el que se involucran de inicio a fin actores comunitarios que se consideran fundamentales en: la definición de objetivos y propósitos; las metodologías de participación, análisis y resultados; los mecanismos de funcionamiento y sostenibilidad de los sistemas de producción locales; las formas de representatividad; y el diálogo de saberes técnicos y tradicionales. En el caso del Sistema Nacional de Semilllas, AGROSAVIA ha manifestado que las redes, organizaciones, custodios/as y guardianes de la RSL, hacen parte de estos actores claves, y por lo tanto deben tenerse en cuenta a lo largo del proceso de formulación e implementación del SNS.
  • Dar viabilidad a los Sistemas Participativos de Garantías de semillas, que se fundamentan en los criterios de calidad definidos mediante procesos propios, cuyos garantes son las comunidades de agricultores tradicionales, familiares y comunitarios, así como guardianes y custodios/as.  

Es importante mencionar que la Red Semillas Libres de Colombia cuenta en su organización interna con mecanismos propios de participación y concertación, los cuales involucran a las organizaciones, redes e individuos que hacen parte de esta. Nuestros mecanismos de concertación tienen un manejo del tiempo propio, el cual se debe tener en cuenta para acordar posturas y tomar decisiones de participación; estos procesos de concertación se deben desarrollar en espacios formales.

Adicionalmente, es necesario reconocer el momento actual que atraviesa el país y las dinámicas territoriales que se han intensificado desde el 28 de abril de este año. En el respeto de las acciones de las organizaciones sociales y su reclamo legítimo por la garantía de los derechos a la vida, la salud, la educación, la alimentación, la equidad y, por supuesto, la paz, la RSL se adhiere a las movilizaciones que están ocurriendo en todos los rincones del país. 

En ese contexto, consideramos que este no es un momento adecuado para llevar a cabo procesos de consulta desde la Red Semillas Libres de Colombia. Confiamos en que la exigencia justa de derechos realizada desde los movimientos sociales dé lugar a un diálogo democrático, incluyente y transparente  entre los diferentes sectores reclamantes y el gobierno nacional. Entonces, la RSL y sus organizaciones, estaremos en disposición de participar en los procesos propuestos por las entidades estatales.

Señalamos, además, que si bien las entrevistas y encuestas son útiles para conocer opiniones respecto a un tema específico, resultan ser un mecanismo insuficiente como estrategia participativa para la consolidación de un Sistema Nacional. Entendemos que algunas organizaciones autónomamente quieran hacer sus aportes en este proceso, pero consideramos que estas miradas particulares no recogen la visión de la RSL como organización que por más de una década ha acogido a quienes protegen las semillas tradicionales.

Reiteramos nuestra voluntad de participar en la consolidación de un Sistema Nacional de Semillas, siempre y cuando responda a los principios de base que, como agricultores/as, custodios/as y guardianes exponemos: respeto a la vida en todas sus formas, protección de la biodiversidad como bien común de pueblos y comunidades, estrategias de participación incluyentes y representativas, reconocimiento a los mecanismos autónomos de decisiones, entre otros.  

Con la disposición de ser partícipes de este proceso, solicitamos mayor información respecto al SNS. Partiendo del principio de transparencia que deben tener las entidades públicas, amablemente pedimos documentación vigente que nos permita tener claridad respecto a: i) el estado actual y avances en la construcción del Sistema Nacional de Semillas; ii) los fundamentos jurídicos y legales del SNS, en aspectos de propiedad intelectual y certificación de calidad y sanidad de semillas, iii) las organizaciones, entidades y personas que participan en la formulación del SNS; iv) la descripción y alcance de la estrategia metodológica y de la ruta participativa establecidas para la consolidación del PNS y del SNS; y v) la proyección de la estrategia de implementación del SNS.

Así, en adelante queremos proponer estrategias de participación activa de la RSL y sus organizaciones con el propósito de dar apertura a espacios de diálogo constructivos y participativos, en donde se reconozca nuestra experiencia en la protección de las semillas y la biodiversidad y podamos hacer aportes valiosos a la construcción del SNS.

Cordialmente,

Red Semillas Libres de Colombia

redsemillaslibres@gmail.com

Nota: La presente comunicación también se difunde como carta abierta.

Deja un comentario