Estructura de la RSL de Colombia

La RSL de Colombia se organiza a partir de nodos regionales y ejes de acción. Los nodos regionales son: Caribe, Cafetera, Centro, Centro Oriente, Suroccidente. Los ejes de acción son: la conservación y recuperación de las semillas; la formación, capacitación e investigación propia; la comunicación o divulgación de la problemática de las semillas y de las acciones de resistencia; la incidencia política; y el accionar jurídico (ver figura). Estos se han organizado en tres grupos de trabajo como se describe a continuación:

1. Conservación, recuperación y formación en el manejo de las semillas criollas.

2. Incidencia sobre políticas y leyes de semillas (acciones judiciales)

3. Estrategia y acciones de comunicación de la RSL de Colombia


1. Grupo de trabajo sobre conservación, recuperación y formación:

El principio central de la Red Semillas Libres de Colombia es que la recuperación, conservación y circulación de semillas criollas sean realizadas por las propias comunidades, en sus huertas y campos de cultivos, como se ha hecho por generaciones, lo que garantiza el control local y la ‘soberanía en semillas’. En este ámbito de acción la RSL busca fortalecer la autonomía de las organizaciones y comunidades y promover sistemas de producción agroecológicos diversificados en sus territorios.

La RSL promueve y apoya a las redes de familias guardianas de semillas, ferias de semillas, casas comunitarias de semillas, agricultura urbana y alianzas solidarias entre productores y consumidores. Así mismo, la articulación de iniciativas locales mediante una campaña nacional de rescate de maíces criollos, que se están perdiendo en muchas regiones del país.

Si bien, la comercialización es un componente importante de las redes de guardianes de semillas y de las casas de semillas, la mercantilización y apropiación monopólica de las semillas no son sus objetivos. Por esta razón, las semillas son producidas y circulan por su valor de uso para recuperar y conservar variedades tradicionales, en vez de servir simplemente como un medio para la acumulación de capital y mercantilización de un bien y patrimonio de los pueblos.

Otro componente de este grupo de trabajo es la formación de las comunidades y las familias guardianas de semillas a partir de la promoción del modelo de campesino a campesino y el diálogo intercultural, inter-científico e inter generacional que incluya la colaboración con sectores críticos de la academia y ONG rurales y ambientales e instituciones de la sociedad civil rurales y urbanos, que trabajan por la recuperación y defensa de las semillas. Se incluye también propuestas de apoyo y fortalecimiento de centros de formación campesinos y escuelas agroecológicas.

La RSL promueve la producción de semillas de buena calidad, a partir de criterios y protocolos técnicos diferentes a los impuestos por las regulaciones oficiales, para la producción de semillas híbridas y transgénicas. La calidad de las semillas se relaciona con la capacidad de poder garantizar la soberanía y la autonomía alimentaria, las normas y principios culturales para la crianza de semillas, entre otros; mediante la producción agroecológica, la tolerancia a problemas fitosanitarios, la adaptabilidad a condiciones locales de suelos y climáticas gracias a su heterogeneidad y su base genética amplia, cualidades que van más allá del rendimiento la productividad.

Por el contrario para las instituciones como el ICA y las compañías semilleras, consideran la calidad y sanidad de las semillas, basados principalmente en su homogeneidad, rendimiento productivo por hectárea, su porcentaje de germinación, pureza y resistencia a una plaga o enfermedad. Se parte de la premisa que las únicas semillas de buena calidad son las certificadas y registradas, independientemente donde y en qué contexto se haya producido y consideran las semillas tradicionales de baja calidad y con problemas de sanidad. Las semillas mal llamadas “mejoradas” son producidas en ambientes ajenos a donde se reproducen, son altamente susceptibles a condiciones extremas de ambiente y de suelos y solo responden a la aplicación de los paquetes tecnológicos de agroquímicos.

En este sentido la RSL no está de acuerdo con el modelo certificador actual que impone criterios aparentemente universales de calidad y sanidad, promueve el control monopólico del mercado de semillas por las transnacionales, e impide la libre circulación de semillas y la producción y comercialización de las semillas campesinas.

Por eso, la RSL defiende las semillas nativas y criollas y consideramos que es necesario promover conceptos de calidad y sanidad acordes a las condiciones locales, mejorando algunas prácticas culturales y de manejo de semillas, a través de programas de formación y promoción local de técnicas adecuadas, pero que estén controladas por los propios agricultores y no impuestas por agentes externos.

2. Grupo de trabajo sobre acción jurídica e incidencia política

La RSL busca defender y promover como principio “las semillas como patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad” y lograr la defensa y protección de los derechos de los agricultores a reproducir, intercambiar y comercializar sus propias semillas. De esta manera hacer frente a las políticas y leyes que buscan privatizar la biodiversidad y regular el uso y manejo de las semillas nativas y criollas por parte de los agricultores.

Para ello se pretende promover desde las organizaciones que conforman la RSL, acciones de incidencia sobre las entidades gubernamentales que definen las políticas públicas y normas y acciones de articulación, sensibilización y movilización social, que busque revertir, cambiar o derogar políticas públicas, programas gubernamentales, y modelos de desarrollo para el campo, que afectan los derechos de las comunidades locales sobre las semillas , la soberanía y la autonomía alimentaria de los pueblos.

La incidencia política se plantea desde varias estrategias como la participación en los planes de desarrollo locales, la creación y fortalecimiento de ‘comités municipales de soberanía y seguridad alimentaria’ y Territorios Libres de Transgénicos (TLT), y la movilización social pacífica y con sentido cultural.

Es en este contexto que la RSL implementa una estrategia de interposición de acciones judiciales frente a las leyes y normas nacionales e internacionales sobre propiedad intelectual y normas que controlan la producción, comercialización, sanidad y calidad de las semillas.

Entre las acciones judiciales interpuestas se destacan:

  Acciones Judiciales  Estado de la Demanda

Resolución 970 del ICA de 2010, sobre semillas: Acción de Tutela por la no consulta previa a pueblos indígenas y Afros.

Actualmente en revisión por la Corte Constitucional

Ley 1518 de abril 23 de 2012, que aprueba el Convenio Internacional para la protección de las Obtenciones Vegetales, UPOV 1991″

Las org. de la sociedad civil realizaron numerosas intervenciones ciudadanas a través de documentos y recolección de mas de 10.000 firmas, que solicitó que se declarara inexequible esta ley. (junio/12).

La C. C., declaró esta ley inexequible (dic./12), “por no haber sido consultada previamente a las comunidades indígenas y afrocolombianas”.
Además la Corte señala que la aplicación de la P.I. sobre las semillas mediante UPOV 91, podría afectar la biodiversidad, la cultura y los territorios de los pueblos.

Demanda de inconstitucionalidad del art. 306 del Código Penal.
Usurpación de derechos de propiedad industrial y derechos de obtentores de variedades vegetales.

        
La Corte observo: la expresión ”similarmente  confundibles con uno Protegido legalmente”, vulnera el principio de  taxatividad,  al no resultar posible definir cuál es el grado de similitud que debe ser penalizado. 
En este sentido, esta la expresión, entendida como derechos    similares o derivados del obtentor de variedad vegetal, es muy  amplia, no está definida ni concebida con claridad y podría  implicar la utilización de figuras prohibidas por la Carta Política en materia penal.

Por estas razones debía retirar del ordenamiento jurídico la
interpretación de  la  expresión “similarmente  confundibles
con uno protegido legalmente”, aplicable a los derechos de 
obtentor de variedad  vegetal.

      Otras Acciones judiciales instauradas                                 
Acción de Nulidad ante Consejo de Estado:
Decreto 4525 de 2005. Por el cual se reglamenta el protocolo de Cartagena sobre bioseguridad (Norma para la aprobación de organismos transgénicos).

Fue admitida en dic 2008. (Proceso en Curso)

Dos Acciones de Nulidad (Consejo de Estado): mayo, 2007.
1. Derogatoria de la aprobación para siembras comerciales de maíz Yielgar Bt de Monsanto
2. Derogatoria de la aprobación para siembras comerciales de maíz Herculex (Bt y Tolerante a Glufosinato de Amonio), de Dupont.
Solicitud demanda: Revocar autorización del ICA, por no realización de consulta previa con el Público y con comunidades indígenas, afro y campesinas afectadas.

Las demandas fueron admitidas (2008), Proceso en Curso

La RSL de Colombia considera que más importante que las acciones judiciales para resolver la problemática sobre las semillas, es fundamental poder consolidar procesos de articulación de las comunidades locales y los movimientos sociales para defender las semillas mediante las acciones de movilización social, resistencia civil y de desobediencia a las normas que afectan las semillas. En este contexto se plantea el apoyo a la movilización social de los grupos étnicos y campesinos; y también la participación en redes y campañas en defensa de las semillas y la soberanía alimentaria.

La RSL incidió y promovió en el Paro Nacional Agrario de 2013 y en la Cumbre Agraria, campesina, étnica y popular, realizada en marzo de 2014, para que en el pliego de reivindicaciones y de negociación con el gobierno nacional se incluyera el tema de las semillas como uno de los temas centrales; que incluye aspectos como:

1. Derogatoria de las leyes de propiedad intelectual de semillas y las normas que controlan y penalizan la producción, el uso y la comercialización de semillas :
Ley 243 de 1995: El Convenio internacional UPOV-1978.
Art. 306 del (código penal): La usurpación de los Derechos de Obtentores Vegetales.
Resolución 970 del ICA (2010): Control de la producción usos y comercialización de semillas en el país.
Ley 1518 de 2012: Convenio UPOV 91 (derogada por la Corte Constitucional (dic. de 2012).

2. Control sobre las semillas certificadas, patentadas, y transgénicas de las TNC, que monopolizan el mercado, limitan la disponibilidad de semillas e imponen precios especulativos.
Controles sobre la calidad y sanidad de las semillas de las empresas, para que no afecten los sistemas agrícolas nacionales, las semillas en general y especialmente a la agricultura campesina.
Prohibición y retiro del mercado de todas las semillas transgénicas (algodón, maíz y soya) y la importación masiva de alimentos GM.

3. Las Políticas públicas sobre semillas y los programas de fomento agrícola, deben estar orientados a:
Proteger las semillas que están bajo el control de los agricultores y Promover su siembra, el uso y libre circulación y a favorecer los sistemas vivos de semillas controlados por los pueblos y comunidades.
Promover y apoyar sistemas de producción agroecológicos y la investigación participativa de los campesinos, para el desarrollo de semillas de buena calidad, acordes con las condiciones ambientales y las necesidades socioeconómicas de los agricultores.

3. Grupo de trabajo sobre estrategias y acciones de comunicación

Busca visibilizar el trabajo de las organizaciones que hacen parte de la RSL de Colombia, la documentación y difusión de procesos en torno a la defensa de las semillas y frente a los cultivos transgénicos haciendo uso de múltiples medios de comunicación populares, escritos y audiovisuales: como cartillas, boletines, radios comunitarias, canales de tv, página web. También, mediante ferias, mercados, festivales y trueques de semillas.
Igualmente La red se articula con otras redes y campañas a nivel internacional que promueven y difunden acciones de defensa de las semillas y la soberanía alimentaria de los pueblos y comunidades.